902 566 048 | atencion@ontek.net | Chat

Transición necesaria para el trabajo remoto permanente

La adopción urgente del trabajo remoto ha sido el principal recurso que ha permitido que muchas organizaciones se mantuvieran activas desde que empezamos a ver limitada nuestra movilidad. En las pequeñas empresas o en aquellas de mayor dimensión donde estaban menos preparados, puede que este cambio se realizara apresuradamente.

Con las medidas de urgencia aplicadas en primera instancia, se daba respuesta a unas necesidades iniciales. En aquel escenario de urgencia determinados inconvenientes causados por la improvisación o por la falta de una infraestructura realmente preparada, eran en cierto modo justificables.

Sin embargo, en estos momentos, más allá de los agentes comerciales que de algún modo u otro ya trabajarían en movilidad, son más los empleados que están asumiendo este modelo de trabajo de forma estable poniendo de manifiesto una serie de desafíos para las organizaciones. Estas deberán hacer frente a cambios más profundos, así como capacitar a sus empleados para una adecuada introducción a la cultura digital y desarrollo de sus aptitudes. Por todo ello, deberán estudiar si cuentan con suficientes recursos para desplegar esta transición autónomamente o requieren de soporte externo.

Aceptar que se ha hecho una adopción apresurada, es en cierta manera, reconocer que la empresa no estaba preparada. Hay pues grandes retos por cumplir, pero ¿cómo asumir este desafío durante y después de la pandemia?

Más allá de reconocer la necesidad de integrar el trabajo remoto como un nuevo modelo laboral que necesita estabilidad y no como una acción de respuesta momentánea a un problema concreto y pasajero, hay determinadas acciones que pueden contribuir a realizar una adecuada transición de un modelo a otro.

destacado_respaldo365
HIBRIDACIÓN CLOUD
Acceso ágil y flexible a tus datos
Saber más

En primer lugar es imprescindible determinar cuáles son los recursos, herramientas y soluciones informáticas sobre las que será necesario intervenir y prever cómo se realizará. Para su concreción será necesario evaluar si estamos delante de una migración absoluta de todos los recursos y elementos del trabajo o se opta por una actuación parcial que incluya solo las soluciones necesarias y adoptar un modelo híbrido.

Para según que entornos empresariales, quizá no sea suficiente con suscribirse a servicios cloud como Microsoft 365, G Suite, Dropbox o Salesforce por ejemplo. Las empresas, incluso las micro-pymes y pymes, pueden requerir de una estrategia cloud más compleja, pues podría haber algunas aplicaciones enfocadas al core del negocio o que se hayan heredado con el paso del tiempo, que no sean manejables fácilmente desde el exterior de la empresa.

Cuanto más complejas sean las aplicaciones y herramientas utilizadas en su empresa, más se justifica la necesidad de ejecutar una transición planificada. De este modo se garantiza una adecuada gestión de la seguridad del entorno y de la información que los usuarios manejan, a la vez que se configura el entorno de trabajo remoto para que proporcione una experiencia de usuario satisfactoria y los más similar a la que éste tiene en su puesto de trabajo habitual en la oficina.

La transición que permita integrar el trabajo remoto en la empresa sin sobresaltos requerirá de un proceso de digitalización de algunos recursos de su plataforma tecnológica por lo que será necesario contar con una estrategia digital que establezca los parámetros de este proceso digitalizador de infraestructura, servicios y soluciones. La creación de un nuevo espacio de trabajo (digital workspace) demandará que los usuarios del sistema transiten hacia el nuevo modelo de trabajo eficientemente gracias a la capacitación de los empleados con la que se fomente la cultura digital en la empresa. Cuestiones todas ellas imprescindibles para lograr la optimización operativa alcanzable con una adecuada gestión del cambio.

infogracia plataforma digital

Cada empresa tiene sus propios procesos, sistemas y las personas que los ejecutan con lo que no siempre es posible implementar soluciones estandarizadas. El análisis previo es fundamental para determinar qué es lo que cada negocio necesita y como se formatea su nueva cultura empresarial, en la que el trabajo remoto estará presente como parte fundamental de su productividad que deberá realizarse de forma segura y estable.

ESCRIBÁNOS PARA SOLICITAR INFORMACIÓN SIN COMPROMISO

    Nombre*

    Email (Si quiere que le escribamos)

    Mensaje

    He leído y acepto la Política de Datos

    Tal vez también te puede interesar…

    Sin Comentarios

    Dejar un Comentario

    Comentario
    Nombre
    Correo