902 566 048 | atencion@ontek.net | Chat

¿Cómo afecta la tecnología a la salud?

El uso continuado, o el mal uso, de la tecnología puede afectar de forma notoria nuestra salud. Pero… ¿como le puede afectar? Con esta entrada en el blog de OnTek queremos inaugurar una serie de artículos en los que nos preocuparemos por la salud de las personas, más allá de su productividad, con el fin de mejorar la ergonomia en su lugar de trabajo.

Vivimos en una sociedad hiperconectada que nos sobreexpone a todo tipo de pantallas digitales y, consecuentemente, nuestra salud visual se ve afectada.

Esto hace que aparezcan diferentes patologías o que estas adelanten su aparición como puede ser el caso de miopía o presbicia. Además otros transtornos visuales como la fatiga visual o la sequedad ocular aparecen de forma común. Si, de forma natural, deberíamos parpadeear entre 14 y 20 veces por minuto, cuando nos encontramos delante de una pantallas, lo hacemos la mitad de lo recomendado. Esto provoca que aparezca sequedad ocular, dificultad para enfocar correctamente, picores, ojos rojos y otras molestias. Como puede verse en la siguiente infografía, la relación entre tecnología y salud es elevada.

Infografía del Qué, Cómo y Porqué de la salud ocular y la tecnología.

Estudios profesionales ponen la alerta asegurando que el 90% de los usuarios que usen la pantalla de los dispositivos digitales por más de 3 horas diarias desarrollarán síndroma de la fatiga visual.

Teniendo en cuenta que un usuario medio, en una jornada laboral estándard, puede llegar a ejecutar entre 12.000 y 33.0000 movimientos de cabeza y ojos, de 4000 a 17000 reacciones de pupilas y unas 30.000 pulsaciones de teclado, queda claro que la correcta elección y disposición de la pantalla puede evitar muchas molestias, ya no sólo visuales si no ademés de irritabilidad y estrés.

Si bien es cierto que una reducción en la vida digital, el uso de filtros adecuados, buenos hábitos de salud visual y revisiones periódicas (aún más importante en aquellas personas que nunca han tenido ningún problema ocular) ayudan a minimizar o evitar estos problemas, también lo es que otras cuestiones, tanto en el ámbito profesional como en el doméstico, deben ser tenidas en cuenta:

• La elección de pantallas de calidad
• Su disposición (en altura, distancia, etc)
• El entorno de trabajo donde se disponga
• El uso que se haga (con la necesidad de pausas determinadas y ejercicios de relajación visual)

En sucesivos posts iremos tratando con detalle estas diferentes cuestiones en referencia a la salud ocular.

Noticias relacionadas

Sin Comentarios

Dejar un Comentario

Comentario
Nombre
Correo