902 566 048 | atencion@ontek.net | Chat

¿Quién dijo que los datos Cloud no se pueden perder?

Existe la idea errónea de que los datos en la Nube están completamente respaldados. Y esto sólo es correcto si se toman las medidas oportunas… porque es muchísimo más probable que un empleado elimine algo importante que no que un desastre destruya absolutamente todos los  servidores de un servicio contratado en la Nube. De hecho, generalmente no es el servicio en la Nube el responsable de la perdida de datos, sino otras acciones accidentales o maliciosas que parten del lado del cliente.

Así pues, es importante conocer las vias más comunes por las que acostumbran a perderse los datos de una organización:

1. Eliminación accidental y errores del usuario

La mayoria de las veces, los datos se eliminan sólo para que el usuario u organización se den cuenta más tarde de que todavía los necesitaban. Así mismo, un colaborador puede eliminar accidentalmente un proyecto compartido, o puede ser que elimine un proyecto deshechado sin saber que se ha reiniciado. Los usuarios y las aplicaciones de terceros también pueden sobreescribir o corromper información, sin saberlo.

2. Sobreescritura de datos

Las aplicaciones en Cloud contienen grandes cantidades de datos que se añaden y actualizan constantemente. La sobreescritura de datos es un problema común que se puede producir cuando se importan grandes conjuntos de datos a la aplicación a través de cargas masivas o cuando se utilizan aplicaciones integradas de terceros para administrar los datos dentro de la aplicación en la Nube.

3. Acciones malintencionadas

OFFICE 365
Seguridad adicional
Ir >>
MICROSOFT
Modelo de responsabilidad compartida
Ir >>

Algunos empleados, pueden eliminar los datos como respuesta a situaciones laborales que creen injustas o como represalia a deciciones que no son de su agrado (despido, enojos con otros compañeros, superiores o con la dirección de la empresa). En otros casos, pueden ser acciones externas de corrupción o eliminación de datos, como las provocadas por hackers que superan los sistemas de seguridad. En todo caso, siempre hay la posibilidad que existan usuarios nada fiables, tanto internos como externos.

Y aunque estas son las formas más comunes con las que pueden extraviarse datos en la Nube, existen muchas otras que pueden provocar la perdida de información. Además, la responsabilidad del proveedor de servicios llega hasta cierto punto, quedando en manos del cliente la responsabilidad más allá (como puede ser el caso del MOdelo de Responsabilidad compratida de Microsoft). Es por lo tanto importante contar con sistemas que aseguren su integridad. En este sentido, es necesario ver con qué sistemas de recuperación contamos y si estos se adaptan a las necesidades de continuidad de negocio que tenga nuestra organización. En todo caso, es necesario hacer previamente un análisis de riesgos que defina el alcance, identifique los activos, las amenazas, vulnerabilidades y salvaguardas, y de respuesta a las distintas situaciones que puedan aparecer. En próximos posts hablaremos de ello.

Obtenga asesoramiento e implementación en solucionesde Continuidad de Negocio. Si necesita más información, no dude en contactarnos en el 902 566 048 o bien mediante este formulario:

Nombre*

Email (Si quiere que le escribamos)

Mensaje

He leído y acepto la Política de Datos

 

 

Tal vez también le puede interesar…

Sin Comentarios

Dejar un Comentario

Comentario
Nombre
Correo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies