902 566 048 | atencion@ontek.net | Chat

Ergonomía de andar por casa

Cuando un sitio está bien adaptado, el bienestar de cada trabajador aumenta exponencialmente, pero también se incrementa la eficiencia, la productividad y la creatividad. A esto se suma que en un lugar bien distribuido y con las herramientas adecuadas, muchas actividades y tareas se simplifican mejorando nuestro rendimiento. Pero ¿Qué sucede ahora que muchas personas están teletrabajando?

Salud laboral. No sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos

Durante mucho tiempo se pensó que para mejorar el rendimiento de los empleados lo más importante era la calidad de las relaciones personales entre compañeros y sobre todo, entre empleados y sus superiores. Pero con el paso de los años se ha descubierto que de nada servía un buen ambiente si no se acondicionaba adecuadamente el espacio donde un buen número de personas pasaban gran cantidad de horas cada semana.

La rutinaria costumbre con la que estábamos habituados a usar nuestra silla y escritorio en la oficina quizá no permitía percibir que estábamos usando mobiliario y enseres especialmente diseñados con criterios ergonómicos y ahora que quizá estemos en casa, sentados de cualquier modo y usando una mesa pensada para otro fin distinto a estar ocho sentando ante ella, sea el momento de subrayar la importancia de la ergonomía, incluso trabajando desde casa.

Trabajar puede ser una manera de superar el hastío y monotonía del confinamientoe ero trabajar sin tener en cuenta el espacio en el que lo hacemos puede ser un riesgo para nuestra salud, por lo que es necesario tomar ciertas precauciones y tener en cuenta lo siguiente:

AURICULARES INALÁMBRICOS
Una cuestión de salud y tecnología
+ Info

1. Encuentra tu espacio

Quizá en el hogar no exista la habitación que cumpla todos los requisitos, o sea imposible utilizarla para trabajar, pero trata de instalar tu lugar de trabajo en un espacio en el que tengas luz natural y buena ventilación. Es importante también que esté apartada del espacio común donde habitualmente acostumbra a haber más actividad y por tanto, más ruido. Esto contribuirá a un mayor aislamiento, mejor concentración y a minimizar interrupciones innecesarias.

2. Siéntate bien

La silla puede ser un buen aliado, o nuestro peor enemigo. Una silla inapropiada para el trabajo puede provocarnos lesiones de espalda, rodilla y codo con facilidad. Lo ideal seria contar con una silla con ruedas y regulable en altura, pero si no contamos con ella, por lo menos elige una que su altura te permita situarte ante la mesa y que ésta quede algo por debajo del ombligo. No es recomendable el uso de cojines sobre los que sentarse puesto que crear posturas forzadas en la base de la espalda.

3. Elegir una mesa

La mesa que elijas debería ser acorde a la silla seleccionada y respetar las proporciones anteriormente mencionadas. Otro elemento clave para elegir bien la mesa será que tenga una superficie lo suficientemente grande como para ubicar tu ordenador, monitor, teclado y ratón, y dejar espacio suficiente como para apoyar los codos con comodidad.

4. Unos periféricos adecuados

Será preferible trabajar con un sobremesa que con un portátil, que nos obliga a inclinarnos hacia adelante, pero si no queda otro remedio es aconsejable buscar la manera de conectar tu equipo a un monitor externo de mayor dimensión y que podrás ajustar a tu altura ideal usando algún elevador hasta que tus ojos queden aproximadamente a la atura del centro de la pantalla. El uso de un teclado externo y ratón también son importantes para evitar tomar posturas poco naturales durante largos períodos de tiempo.

5. Hágase la luz

Esta más que demostrado el efecto nocivo que ejerce para nuestra visión una luz inadecuada para el trabajo constante y por ello es imprescindible contar con una lampara que no proyecte en ningún caso la luz directamente hacia nuestros ojos. Procura que tu luz no sea muy agresiva ni excesivamente potente y en la medida de la posible, debemos evitar que refleje su luz en la pantalla y teclado.

6. Cuida tu mente

Procúrate cierto aislamiento. Mantén la puerta cerrada. Es una buena manera de dar a entender a tu familia que estás trabajando y necesitas de cierta tranquilidad. Si en algunos momentos el ruido en la casa se hace suficientemente presente en tu espacio, puedes utilizar unos auriculares que te ayuden a ignorarlo y a mantener tu concentración. Un buen ritmo de trabajo libre de interrupciones constantes mantendrá a raya tu estrés.

7. Cuida tu cuerpo

Sea en situación de teletrabajo o cuando estés de nuevo en la oficina, sigue unas pautas de descansos y realiza algunos ejercicios posturales. En nuestro artículo para afrontar con éxito el teletrabajo explicamos la importancia de programar los descansos en los que además de recolocar tu cuerpo, aproveches para hidratarte de modo que tu rendimiento se sostenga cómodamente durante el paso de las horas.

Bien sea por necesidad o bien por una nueva concepción de algunos puestos de trabajo, no sería de extrañar que en breve la necesidad de integrar el teletrabajo como un recurso habitual sea una cuestión prioritaria en muchas empresas. Si no se ha podido responder afirmativamente a las cuestiones arriba planteadas, desde OnTek podemos acompañarte durante el proceso. Contáctanos para que obtener una sesión de asesoramiento gratuita sobre teletrabajo y determinar las acciones aconsejadas en cada caso.

Cuéntanos cómo lo llevas y te contactaremos

Nombre*

Email (Si quiere que le escribamos)

Mensaje

He leído y acepto la Política de Datos

 

 

Tal vez también le puede interesar…

Sin Comentarios

Dejar un Comentario

Comentario
Nombre
Correo